Sombreros de carnaval, la historia del carnaval

Los carnavales siempre llevan aparejadas grandes fiestas, desfiles, verbenas y otros muchos espectáculos, a lo largo y ancho de todo el mundo.

La fiesta de los carnavales proceden de tiempos remotos, de hecho se conoce que ya en la antigua Grecia y en las Bacanales de Roma se vivían fiestas que se asemejaban a lo que es el carnaval.

En épocas de represión los carnavales han contribuido a dar rienda suelta a los pensamientos que fluían con coplas y de manera chistosa y que no era posible exponer en momentos ajenos a esta festividad, por la represión ideológica.

los desfiles por los barrios de las grandes ciudades

El carnaval es una fiesta llena de música y color, llena de disfraces, bailes, risas y desfiles de hombres y mujeres que van por la calle en una representación de alegría y ensueño.

defiles con gran participación de vecinos

Un complemento necesario e insustituible de los carnavales son LOS SOMBREROS DE DISFRACES.

Sombreros sin los que el disfraz quedaría incompleto, de hecho a veces, sólo se disfrazan con los sombreros. Los hay de piratas y de policías, de bomberos y de vikingos, de payasos y de brujas, en fin, una variedad de color y estilos que hacen que la fiesta esté viva y divertida.

El uso de los sombreros para los bailes de disfraces y las fiestas de carnaval es tan habitual que podemos encontrar sombreros de disfraces de muy variados precios y calidades. Existen un gran número de modelos de sombreros de disfraces muy económicos y a los mejores precios.

Las calidades varían desde el simple plástico hasta pieles selectas y bien diseñadas.

Origen del Carnaval

Para unos el origen se remonta al Egipto de lo faraones donde se celebraban rituales dedicados al Dios Apis, ser mítico con cabeza de buey, con el que honraban la epopeya de Osiris e Isis,

Hay historiadores que consideran que su origen procede de la fiesta para honrar al Dios del vino, Dionisio, de la antigua Grecia, fiesta en la que se sacrificaba un cordero para dar fuerza a la tierra con su sangre, y por las calles se disfrutaba de teatros callejeros en los que los actores se disfrazan con máscaras para protagonizar las historias.

También de la mitología griega es un personaje vinculado a la fiesta del carnaval, el rey de la burla, el sarcasmo y la sátira, el rey Momo. Esta figura, hoy en día, forma parte de famosos carnavales, como los Carnavales de Cadiz, en los que la quema del Rey Momo, en la Plaza de San Antonio, es uno de los eventos seguidos por los gaditanos con júbilo

Actualmente la figura de Momo se representa como de arlequín, con máscara y con una vara terminada en forma de cabeza de muñeco, símbolo de la locura.

Continuando con los orígenes del carnaval, hay quienes señalan a la civilización romana como el origen de la fiesta del carnaval. Por lo que, su origen se remonta a fiestas paganas, las fiestas bacanales griegas, las fiestas lupercales y saturnales romanas, o las fiestas celtas del muérdago.

RELIGIÓN Y CARNAVAL

También hay estudiosos que consideran que el carnaval viene de una antigua tradición pagana en la que se ofrecía carne al dios Baal. Baal no es un Dios Griego, ni Romano, ni Egipcio, el Dios Baal aparece en la Biblia, hasta 33 veces, en referencia al diablo. Baal hace referencia a la carne, y a que todo vale.

Tiempo después la Iglesia se apropió de este ritual, tal como ocurrió con otras celebraciones paganas.

Fue el emperador Constantino quien fijó a la Semana Santa cuarenta días después del carnaval, luego esta celebración se extendió por Europa, y los portugueses y españoles la llevaron hasta Latinoamérica, a finales del siglo XV

Otras opiniones afirman que el carnaval nacería como oposición a la cuaresma, como fiesta de celebración de la carne, y por ello, las fechas del carnaval siempre coinciden con el comienzo de la cuaresma, cuarenta días en cuyos viernes la Iglesia Católica prohíbe comer carne, considerándolo pecado.

Generalmente los carnavales se celebran en los tres días que preceden al miércoles de ceniza, comienzo de la cuaresma en el calendario cristiano, coincidiendo con febrero o marzo.

LA IGLESIA

La Iglesia no acepta el carnaval como fiesta religiosa, aunque está relacionado con países de celebración católica y con los cristianos ortodoxos orientales.

En la edad media, el carnaval se caracteriza por la  tolerancia y la crítica social, siendo la fiesta que posibilita que se ridiculice a los nobles, al clero y la moral religiosa.

La crítica a situaciones sociales también se refleja en los carnavales de hoy en día

El carnaval, por tanto, desde sus inicios es una fiesta pagana en la que se permite al pueblo expresar sus pensamientos sobre los políticos y poderosos, a través de teatros, sátiras y coplillas.

Hay infinidad de disfraces para festejar el carnaval, y muchos de estos disfraces tienen símbolos religiosos como cruces y crucifijos, y símbolos de muerte como caravelas.

CARNAVALES

Desde siglos, los carnavales de Venecia han alcanzado un alto valor artístico, lleno de máscaras y glamour.

A estos carnavales se han unido otros, también hoy famosos como el carnaval de Cadiz.

Todos los carnavales están llenos de música y color, de bailes y personajes.

En carnaval las calles se adornan de hombres y mujeres por las calles disfrazados de su personaje favorito, bailando, comiendo y bebiendo.

Destacaron en lo antiguo los bailes de máscaras de la Ópera de París, a partir de 1.715, lo que refleja la tradición en toda Europa.

Son famosos entre otros, los carnavales de:

  • Rio de Janeiro
  • Nueva Orleans,
  • Niza
  • Santa Cruz de Tenerife
  • y un sinfín de localidades y ciudades de España y Latinoamérica.

También serán de destacar los carnavales de Toledo, Carnaval de Venecia y el Carnaval de Tenerife.

Con independencia de su origen, lo cierto es que la fiesta del carnaval:

  • se convierte en una oportunidad para olvidar las preocupaciones cotidianas,
  • y ayudarse de la burla para criticar aquello con lo que no comulgamos, o para criticar con sarcasmo las fechorías de poderosos y políticos.
  • es una fiesta para dejarse llevar hacia un mundo lleno de colores y música
  • es la fiesta donde nos transformamos en ese personaje que sólo existe en nuestra imaginación o en nuestro corazón.
  • es el momento de sacar al aire nuestros enfados por medio de la burla y convertirlos en chistes y parodias.

Con el carnaval podrás lucir llamativos y bonitos sombreros a un precio económico, con calidades variadas y muchos de ellos con la mejor oferta